Ofrece el INEHRM hermosos pasajes en “Estampas Constitucionales

Notimex. 18.10.2017


Presentado en una bien cuidada edición de gran formato, el libro “Estampas Constitucionales” muestra de manera sucinta, en 24 bellas estampas, la historia constitucional de México y su culminación con la Constitución de 1917, explicó la doctora Patricia Galeana, directora general del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM). “La obra expone en forma ilustrada los procesos que han definido a la nación mexicana: Independencia, Reforma y Revolución de 1910, mismos que han dado origen a nuestros textos constitucionales. Iniciamos con la exposición del Bicentenario de los Sentimientos de la Nación, el Congreso de Chilpancingo y el Acta Solemne de la Declaración de Independencia de la América Septentrional, del 2013.”, añadió. De acuerdo con la reconocida historiadora, en los “Sentimientos de la Nación”, José María Morelos expresó el ideario fundamental que compartía con su maestro Miguel Hidalgo, para hacer de la América mexicana una sociedad libre de esclavitud y de la división social en castas, una sociedad de ciudadanos iguales ante la ley. El primero de los Sentimientos de la Nación expresa con claridad los objetivos de la insurgencia: “Que la América es libre e independiente de España y de toda otra nación, gobierno o monarquía, y que así se sancione, dando al mundo las razones”. El quinto señala que “La soberanía dimana inmediatamente del pueblo, el que sólo quiere depositarla en sus representantes dividiendo los poderes de ella en Legislativo, Ejecutivo y Judiciario”. Y el decimosegundo define el objetivo de toda ley y de todo buen gobierno: “Que como la buena ley es superior a todo hombre, las que dicte nuestro Congreso deben ser tales que obliguen a constancia y patriotismo, moderen la opulencia y la indigencia, y de tal suerte se aumente el jornal del pobre, que mejore sus costumbres, alejando la ignorancia, la rapiña y el hurto”. El Congreso de Chilpancingo recogió este proyecto político y social de libertad para dotar de fundamentos jurídicos al Estado mexicano. El Congreso marcó el inicio del México Independiente, que se concretó en la Declaración de Independencia de la América Septentrional, documento que estableció tres ideas centrales: Que la soberanía correspondía a la nación mexicana, con independencia absoluta de la Corona española; que la representación nacional establecería las leyes que considerara convenientes, y determinaría sus relaciones con el resto de las naciones. En 2014 se conmemoró el Bicentenario del Decreto Constitucional para la Libertad de la América Mexicana, la primera Constitución de México, base jurídica sobre la que se ha erigido nuestra historia constitucional. Perseguidos por el ejército realista, un puñado de 19 constituyentes dio a nuestro país una constitución en 242 artículos perfectamente estructurados, recordó más adelante Patricia Galeana. En la exposición “De Imperio a República: la Constitución de 1824” se aborda lo sucedido hasta el establecimiento de la primera república federal, promulgada el 4 de octubre de 1824, precedida del Acta Constitutiva de la Federación. La elección de diputados se hizo con la división territorial de las diputaciones provinciales para los representantes novohispanos en las Cortes de Cádiz. También prevaleció la intolerancia religiosa establecida en la Constitución gaditana. La unidad de la nación fue el tema central de los debates constituyentes. En la Constitución del 24 triunfó la corriente encabezada por Miguel Ramos Arizpe, con el establecimiento del régimen federal de modelo estadounidense, sobre el federalismo centralizado que proponía Servando Teresa de Mier. Igualmente se instituyó el régimen presidencial con vicepresidente y periodo de cuatro años de gobierno, igual que el de Estados Unidos, así como un Legislativo bicameral. La Reforma Liberal es la segunda etapa fundacional de la historia de México. Con ella, la nación mexicana acabó con sobrevivencias del régimen colonial de fueros e intolerancia y se sentaron las bases del Estado laico mexicano. El Congreso Constituyente de 1856-1857. “A 160 años de su instalación muestra el debate sobre la libertad de cultos. Todas las constituciones anteriores: el Decreto Constitucional para la Libertad de la América Mexicana de 1814; la Constitución federal de 1824, reformada en 1847; y las dos constituciones centralistas de 1836 y 1843, habían establecido un Estado confesional. “La Iglesia católica condenó a la Constitución de 1857, excomulgó a todos los que la juraran y estalló la guerra civil. En la exposición La Guerra de Reforma se muestran, en primer lugar, las leyes reformistas moderadas preconstitucionales: la llamada Ley Juárez, sobre igualdad jurídica; la Ley Lerdo, de desamortización de bienes en manos muertas, y la Ley Iglesias, sobre obvenciones parroquiales”. Este proceso secularizador culminó con las cuatro leyes y cuatro decretos que conocemos como Leyes de Reforma. Éstas nacionalizaron los bienes eclesiásticos, con el objetivo de indemnizar a la nación por auspiciar la guerra, independizaron al Estado de la Iglesia y establecieron la libertad de cultos. Secularizaron los hospitales y cementerios, establecieron los días festivos y suprimieron a las corporaciones religiosas. De acuerdo con la titular del INEHRM, la guerra civil de Reforma tuvo su continuidad en la Intervención Francesa para establecer un segundo imperio en México. “Se puso en riesgo la viabilidad de la nación mexicana y su supervivencia como Estado soberano e independiente. La etapa de Reforma, la Intervención Francesa, el Imperio y la resistencia republicana constituyen el tiempo eje de México”. Destacó que fue cuando se definió su Estado republicano y laico. “Sus principales acontecimientos y personajes fueron motivo de varias exposiciones que presentamos sobre las efemérides que se conmemoraron de 2013 a 2016: Melchor Ocampo y las Leyes de Reforma y El Estatuto Provisional del Segundo Imperio, así como La resistencia republicana y La República errante”. La Revolución Mexicana es la etapa fundacional del México del siglo xx. Con ella se puso fin a la dictadura de Porfirio Díaz y se abrió paso a un nuevo pacto social en el que las principales demandas de los campesinos y trabajadores quedaron plasmadas como derechos constitucionales. “Sobre esta etapa presentamos las exposiciones sobre La dictadura porfirista y Del triunfo de la revolución maderista a la caída de su gobierno”. Con la exposición La contrarrevolución huertista, la obra rinde homenaje a los valientes legisladores Belisario Domínguez, Serapio Rendón y Adolfo Gurrión, asesinados por oponerse a la contrarrevolución huertista. “Como un antecedente de la Constitución del 17, presentamos la exposición El Plan de Guadalupe contra el gobierno usurpador, en la que se muestra la importancia de desconocer al gobierno ilegítimo de Victoriano Huerta y organizar al Ejército Constitucionalista para derrocarlo”. Esa decisión de Venustiano Carranza fue el inicio de la segunda etapa de la Revolución y el nacimiento del Ejército mexicano actual. “En 2014 se celebró el primer centenario de la Soberana Convención Revolucionaria, asamblea que reunió a las diferentes corrientes de la Revolución, en la que los constitucionalistas buscaron evitar la guerra civil, uniendo a villistas y a zapatistas”. Al desconocer la Convención a Carranza, inició la guerra entre los revolucionarios. Para recordar este acontecimiento, el Instituto organizó la exposición Centenario de la Soberana Convención Revolucionaria. El movimiento constitucionalista triunfó en la guerra civil sobre los convencionistas villistas y zapatistas. “Para explicar y mostrar cómo se dio este triunfo, organizamos las exposiciones: Centenario de la Ley Agraria del 6 de enero de 1915, Las victorias del constitucionalismo cien años de las batallas de Celaya, y El triunfo de la revolución constitucionalista. Durante su lucha constitucionalista, el Primer Jefe fue dictando leyes que respondieron a las demandas sociales de la Revolución. Las leyes preconstitucionales de Carranza emitidas entre 1914 y 1916 se presentan en la exposición La legislación social de Venustiano Carranza. La Ley del Municipio Libre, de diciembre de 1914; la del divorcio; la Ley Agraria de enero de 1915, y la ley laboral. “Desde febrero de 1915, Carranza ordenó a Félix F. Palavicini que difundiera a través del diario El Pueblo la necesidad y conveniencia de convocar a un Congreso Constituyente, que reformara la Constitución de 1857. El Primer Jefe convocó a elecciones para el 22 de octubre de 1916. Los diputados que resultaron electos iniciaron sus sesiones preparatorias el 20 de noviembre de ese año”. Su trabajo legislativo se realizó del 1 de diciembre al 31 de enero. “Ése es el contenido de la exposición Las elecciones del Constituyente. 219 diputados, entre titulares y suplentes que acudieron a representar a los rechazados o que hubieron de retirarse, formaron el cuerpo legislativo que constituyó nuestro más alto ordenamiento legal. Abogados, militares, periodistas, médicos, ingenieros, obreros y campesinos, supieron recoger las demandas de la Revolución”, acotó. Galeana anotó que "Los diputados constituyentes 1916-1917", es la exposición que rinde homenaje a quienes dieron a México la Constitución más avanzada de su tiempo. “En los Grandes debates del Congreso Constituyente se registran los grandes temas que se discutieron entonces". Finalmente, la última estampa constitucional celebra el Centenario de la Constitución Política de 1917, que conmemoramos con éste y otros muchos trabajos de investigación historiográfica para contribuir al conocimiento y difusión del documento fundacional del siglo xx mexicano, la Carta Magna que nos rige.
Disponible en: http://www.20minutos.com.mx/noticia/285320/0/ofrece-el-inehrm-hermosos-pasajes-en-estampas-constitucionales/#xtor=AD-1&xts=513356

Noticias